La Nueva Razón

Revista política y cultural panhispánica

Mercedes Formica en los 1950.

Disputa por el legado de personajes falangistas

El legado de varios personajes históricos ligados al falangismo sigue generando debates en España.

En un comunicado enviado a nuestra redacción, representantes de la Falange Española de las JONS han criticado que otros partidos intenten apropiarse del legado de históricos miembros del movimiento nacionalsindicalista.

El comunicado, titulado Cultura entre sangre y pólvora y firmado por Sofía España, critica que la izquierda feminista esté “reivindicando a Mercedes Formica, abogada falangista y convencida joseantoniana que consiguió la reforma de 66 artículos del Código Civil en favor de la mujer en pleno franquismo” o que líderes de la derecha estén repitiendo frases del ensayista y filósofo falangista Ramiro Ledesma sin citar la fuente.

También expresan su disgusto por la expropiación de la defensa de la figura del escritor Samuel Ros Pardo en la ciudad de Valencia por parte de VOX. Resaltan que fue la asociación Círculo Doctrinal Ruiz de Alda, que se dedica a la difusión y recuperación de intelectuales nacionalsindicalistas, que se ocupó de dar a conocer a la ciudadanía al escritor y oponerse a la retirada de su calle en un momento en el que VOX no tenía presencia política en la ciudad. 

La misiva también resalta que el legado del escritor Luis Rosales fue depositado en la caja de las letras del Instituto Cervantes sin referencia alguna a “su militancia falangista y a su protección de García Lorca pero sí a su amistad con el poeta comunista Pablo Neruda”.