La Nueva Razón

Revista política y cultural panhispánica

(Imagen: Elvis Perez/Dominguet/Óscar Alajarín CC BY-NC 2.0)

Parlamento Europeo obligaría a los médicos a realizar abortos

El objetivo es reconocer el "derecho al aborto" y clasificar la objeción de conciencia como "negar la asistencia sanitaria".

El Parlamento Europeo podría adoptar una resolución radical a favor del aborto este mes que incluso obligaría a los médicos que se oponen al aborto a realizar el procedimiento en contra de su conciencia religiosa o moral, según ha informado el portal conservador húngaro Mandiner.

El proyecto de resolución, que se someterá a votación en junio, fue presentado por Predrag Fred Matić, un eurodiputado socialdemócrata de Croacia. El objetivo del documento es reconocer el «derecho al aborto» en toda Europa y clasificar el rechazo de los médicos por motivos de conciencia como «negar la asistencia sanitaria». Eso significaría que incluso si un médico tiene una opinión diferente sobre el asunto respaldada por convicciones profundas, debe realizar el aborto. Cualquier negativa del médico, presumiblemente, daría lugar a sanciones.

“[El Parlamento Europeo] Lamenta que una práctica a veces común en los Estados miembros permita a los médicos, y en algunas ocasiones a instituciones médicas enteras, negarse a prestar servicios de salud sobre la base de la llamada cláusula de conciencia, lo que lleva a la negación de la atención del aborto por motivos de religión o conciencia”, se lee en un párrafo.

Varias organizaciones pro-vida han expresado su preocupación, afirmando que la legislación sobre el aborto debería ser competencia exclusiva de los Estados miembros. Según el Centro Europeo por el Derecho y la Justicia, una ONG con sede en Estrasburgo, «algunos políticos del Parlamento Europeo quieren aprovechar el potencial de los instrumentos de derecho indicativo introduciendo una nueva norma sin que se pueda hablar de una norma jurídica clásica desde un punto de vista legal».

La ONG conservadora indica que no se debe subestimar la fuerza de esta estrategia de los políticos pro-aborto. Señalan que, aunque las decisiones del Parlamento Europeo no son vinculantes, a través de la formación de la opinión pública, el órgano de la UE puede revelar sus intenciones con respecto a la dirección ideal del proceso legislativo en el futuro.

La organización enfatiza que la resolución, en caso de adoptarse, fácilmente podría legitimar tal discurso desde un punto de vista político, y los estados miembros podrían implementarlo a través de normas legislativas vinculantes.

Anteriormente, Margarita de la Pisa, eurodiputada de Vox, y el copresidente del Grupo ECR, Ryszard Legutko solicitaron a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo que determinara si el informe podía ser ilegal.