La Nueva Razón

Revista política y cultural panhispánica

(Imagen: culpix)

Morir bajo la basura política

Es difícil comprender que no se utilicen todos los medios para rescatar los cuerpos de dos personas sepultadas bajo toneladas de basura.

Hoy, el 14 de mayo de 2021, se suspenden las labores de búsqueda del cuerpo de Joaquín Beltrán, que junto  a su compañero, Alberto Sololuze (recuperado en agosto de 2020), quedó enterrado el 6 febrero de 2020 en el derrumbe del vertedero en el que trabajaban en Zaldívar (Vizcaya, País Vasco).

Desde ese nefasto día, empezaron a salir las basuras del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que gobierna la comunidad autónoma vasca junto al PSOE. La gestión de los vertederos es responsabilidad del Gobierno Autónomo Vasco, al igual que las inspecciones y el control de los diferentes tipos de residuos. El propio Joaquín Beltrán había avisado del peligro de derrumbe.

No es necesario explicar el sufrimiento y la angustia que, por fuerza, debe de suponer tener el cuerpo de un familiar enterrado bajo toneladas de residuos.

Se produjo un desastre medioambiental sin precedentes, los vecinos próximos al lugar tenían miedo a que el humo (se produjo un pavoroso incendio) que de allí se desprendía fuera nocivo, ya que sospechaban que las bolsas de metano tuvieran relación con el incendio.

Actualmente, los empresarios que llevaban la gestión del vertedero están acusados y a la espera de juicio. Los vertederos vascos reciben residuos por valor de unos 47 millones de euros cada año…

No es necesario explicar el sufrimiento y la angustia que, por fuerza, debe de suponer tener el cuerpo de un familiar enterrado bajo toneladas de residuos.

Cuando la Unidad Militar de Emergencias del Ejército español se ofrece para rescatar los cuerpos es rechazado por el odio que el PNV tiene hacia todo lo español.

Una de  las mayores polémicas surge cuando la UME (Unidad Militar de Emergencias del Ejército español) se ofrece para rescatar los cuerpos y es rechazado, por el odio que el PNV tiene hacia todo lo español. Sé que es difícil comprender si no se vive aquí, que no se utilicen todos los medios para rescatar los cuerpos de dos personas sepultadas bajo toneladas de basura. Sin embargo, esa es la realidad que vivimos en la Comunidad Autónoma Vasca.

El partido VOX presentó ante la Fiscalía de Vizcaya una querella contra los responsables del vertedero. El derrumbe de la planta de Verter Recycling está siendo investigado como un posible «homicidio imprudente», pero hay serias sospechas de que el vertedero contenía residuos no autorizados.

Después de meses apareció el cuerpo de Alberto Sololuze, y hoy, transcurridos quince meses desde el derrumbe maldito, el Gobierno Vasco cesa la búsqueda del cuerpo de Joaquín Beltrán. 

Sellarán el vertedero de Zaldívar, y seguirán imponiendo el silencio sobre la basura, e intentando también sellar las bocas…

D.E.P Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze.